Cuidar la piel del bebé en invierno

  • Ropa adecuada: la ropa es el principal protector de la piel del frío. Durante el invierno debe vestirse al bebé con prendas que le proporcionen el suficiente abrigo para que no se produzcan pérdidas de calor corporal, pero que no calienten en exceso su cuerpo para que no se produzcan cambios bruscos de temperatura. .
  • Mantener la piel hidratada: el descenso de la humedad del aire durante los meses de invierno produce mayor sequedad en la piel del bebé, que puede derivar en irritaciones . Para evitarlo es imprescindible mantener la piel hidratada con cremas específicas para bebés.
  • Evitar el viento directo: en el momento del paseo es importante intentar evitar  el viento frío .
  • Regular la calefacción: la fuerte calefacción que se utiliza en algunos hogares durante el invierno es uno de los factores que inciden en la sequedad del bebé durante esta época del año. Es recomendable mantener el hogar a una temperatura adecuada (entre 20 y 22 grados) y utilizar sistemas de humidificación .