Ecografía emocional, lo que necesitas saber

La ecografía emocional es un tipo de ecografía que se realiza mediante técnicas específicas de ultrasonidos. No pretende sustituir a la ecografía convencional o diagnóstica que se practica en el embarazo.

Gracias a los avances que se producen en la tecnología, es posible desarrollar una ecografía 4d o ecografía 5d con una definición sorprendente. Sin duda supone un momento muy emotivo para los padres del bebé. Es un complemento a la labor de seguimiento que realiza el/la ginecóloga, pero nunca sustitutivo.

La ecografía 4d y la ecografía 5D que se han ido perfeccionando en los últimos años, pretenden ofrecer un resultado con una fuerte carga emocional. Resulta un momento único por ser la primera vez que se puede observar al bebé en el vientre materno. Ese recuerdo queda grabado y plasmado en imágenes, vídeos e incluso en escultura 3d. Así, cuando el niño sea mayor, podrá adquirir conciencia de dónde estaba y cómo era en el vientre de su madre.

La ecografía emocional, un refuerzo del vínculo maternal

La ecografía emocional pretende reforzar el vínculo materno. También favorecerlo y ofrecer una pausa para poder disfrutar plenamente del bebé. Esto se debe a  que es una ecografía 4d no diagnóstica y simplemente de observación. Atiende plenamente al factor humano y sentimental de los padres.

A partir de la semana 12 ya se puede realizar la ecografía emocional. Aunque la madre no sienta aún al bebé puede verlo de cuerpo entero. Desde la semana 22 el bebé ya es algo más grande y se pueden apreciar los primeros rasgos de la cara de forma más ampliad. Además se puede ver también el cuerpo entero.  Y, finalmente, desde la semana 27 ya se puede apreciar mejor los rasgos de una manera más cercana. La ecografía se centra en su carita, manos y pies.

Pide tu cita con nosotros y estaremos encantados de ofrecerte la mejor experiencia de tu vida.

Las mejores posturas para dormir en el embarazo

Muchas de vosotras habréis sufrido los inconvenientes de no encontrar posturas para dormir en el embarazo. Con la gestación nuestro cuerpo cambia, se modifica, y con ello llegan algunos pequeños obstáculos para poder conciliar el sueño, que difieren según el trimestre en el que nos encontremos.

Síntomas como los calambres, la acidez o molestias en la espalda son algunos de los que más nos incomodan en las distintas etapas del embarazo a la hora de conciliar el sueño.

mujer probando posturas para dormir en el embarazo

No a todas las embarazadas les ocurre que tienen problemas en la búsqueda de posturas para dormir en el embarazo. Muchas de vosotras también encontráis la postura desde el principio y eso os permite no pasar por los ‘problemas’ que pasan otras futuras mamás.

Aún así, hay una serie de posturas para dormir en el embarazo que son mejores que otras en el caso de que presentes algunos de los problemas o síntomas que hemos descrito antes.

Tres posturas para dormir en el embarazo recomendables

Dormir de lado

Una de las mejores y que más recomiendan no sólo los ginecólogos sino otras mamás es la de dormir de lado.

Si lo hacemos además del lado izquierdo vamos a estar durmiendo en el lado recomendable. ¿Por qué? Porque en el lado derecho se encuentra la vena más grande que tenemos en el cuerpo –vena cava– y así facilitamos mejor la circulación. La sangre llega mejor a la placenta y con ello más oxígeno y ‘alimento’ para nuestro bebé.

Dormir con cojín

Si lo que nos ocurren son calambres, una de las mejores posturas para dormir en el embarazo será en la que utilicemos un cojín o una almohada de lactante. Si lo ponemos entre las piernas nos va a ayudar en la sensación de alivio para los calambres.

Cuando nuestro problema se centra en una mala digestión, tendremos que encontrar una postura que nos permita mejorarla. Ésta es elevando un poco el tronco en la cama y para ello puedes apoyarte sobre un cojín bajo la almohada o incluso colocándolo bajo el colchón. Esta postura también sirve en el caso de que estemos acatarradas o constipadas, puesto que nos va a ayudar a respirar mejor y a hacer llegar mejor el oxígeno a los pulmones.

Elevar los pies

¿Tienes problemas en los gemelos? Puede ser por sobrecarga debida al peso o por una actividad física más elevada de lo normal en nuestro estado. La mejor de las posturas para dormir en el embarazo entonces es elevar los pies. Colocando un cojín bajo los pies elevaremos los pies y mejoraremos la circulación además de sentir alivio en la zona provocada por los calambres.

Como podéis ver hay muchas posturas que se adaptan perfectamente a las necesidades y los síntomas que nos hagan sentir mal. Sólo tienes que encontrar la que mejor y más te ayude a conciliar el sueño.

No hay postura para la ansiedad

Uno de los aspectos que no hemos comentado en este post hacen referencia a los problemas derivados de ansiedad y nerviosismo. No existe una postura que alivie nuestra ansiedad. Pero practicar ejercicios de respiración ayudará mucho en cualquiera de las posturas que empleemos.

Actividades durante el embarazo como el yoga o el pilates nos ayudarán a estar relajadas y tranquilas. Meditar y realizar estos ejercicios des estresantes nos pueden ayudar a conciliar mejor el sueño, alejando la ansiedad de nuestra rutina nocturna.

Hay que tener en cuenta que también el llegar a la cama después de una cena ligera y un buen paseo actúa en una doble dirección: no sufriremos de pesadez digestiva y con el cansancio podremos conciliar el sueño antes. Tengamos ansiedad o no.

Esperamos que todos estos consejos que te hemos ofrecido para encontrar posturas para dormir en el embarazo hayan servido de ayuda.

No te olvides que en Ecodadys cuidamos de ti y de tu bebé, con las muestras de producto de las mejores marcas del sector y con una experiencia que te ofrecemos que cambiará tu vida. Nos preocupamos de ti, de tu bebé, de tu embarazo y de todo aquello que ahora ocupa tu mundo.

Pide cita y reserva con nosotros en este enlace que te ponemos a continuación, ¡te esperamos en ecodadys!

Náuseas y vómitos en el embarazo ¡tranquila!

Uno de los síntomas que peor llevamos en la gestación son las náuseas y vómitos en el embarazo, especialmente en el primer trimestre que es cuando se producen.

Se trata de uno de los indicativos de que podemos estar embarazadas, antes incluso de que nos hayamos realizado el test de embarazo. El nombre técnico con el que se conoce este síntoma tan característico es el de emesis gestacional (o hiperémesis gravídica si es muy intensa).

¿Nos ocurre a todas? Pues tampoco. Aproximadamente la mitad de las embarazadas sufre y padece las náuseas y los vómitos. No siempre es así pero en algunos casos es el único síntoma de la gestación que aparece hasta el crecimiento de la ‘tripita’.

Como os hemos comentado al principio, estos síntomas suelen desaparecer de forma general con la conclusión del primer trimestre. Hay casos, en uno de cada cuatro embarazos, que puede prolongarse a lo largo de toda la gestación.

Pero estaros tranquilas: aunque sean síntomas que causan molestia y malestar no son en absoluto peligrosos para la mamá y para el bebé. A pesar de ello debemos controlarlos para que no sean demasiado recurrentes y no nos impida retener alimentos en el organismo.

chica con náuseas y vómitos en el mebarazo

¿Por qué se producen náuseas y vómitos en el embarazo?

Todo está relacionado con los cambios hormonales que se producen en nuestro organismo. Estos afectan a la percepción del olor y del sabor, produciendo las incomodidades y la sensación de asco a cierta parte de la alimentación. Y como consecuencia de esta ‘intolerancia’ se producen las náuseas y los vómitos.

También es cierto que casi a la par aparecen los primeros ‘antojos’. Es también fruto de este cambio hormonal, en el que la preferencia por la bollería y el chocolate se combina con otros alimentos especialmente apetecibles para la embarazada.

Diversos estudios consideran que la aparición de náuseas y vómitos en el embarazo puede deberse a los cambios en el nivel de azúcar en sangre. Esto ocurre porque durante el primer trimestre de la gestación el crecimiento del bebé y de la placenta lleva aparejado un consumo ingente de glucosa por la energía que se necesita para ese desarrollo.

Si el nivel de azúcar desciende como consecuencia de lo anterior y pasamos un período de tiempo más grande de lo habitual sin comer nada, se pueden presentar estos síntomas. De ahí que la mañana sea uno de los momentos estelares para las náuseas y vómitos en el embarazo.

¿Es el reflujo otro posible síntoma del vómito? También. La digestión cambia por el embarazo así como los jugos que se segregan.

Remedios para las náuseas y vómitos en el embarazo

Tenemos algunos consejos que quizá puedan resultarte útiles para tratar de paliar este síntoma tan desagradable. Son muy sencillos de llevar a la práctica y quizá se conviertan en tu ‘salvación’.

  1. Trata de comer varias veces al día pero en pequeñas cantidades. Espacia en unas tres horas el tiempo en el que ingieres alimentos y olvida eso de sólo tres comidas pero abundantes. Además de ayudar de forma notable a tu digestión contribuyes a mantener razonable tu nivel de azúcar.
  2. Es de perogrullo, pero allá va: trata de evitar aquellos alimentos que tengan un olor demasiado fuerte o que consideres desagradable. La comida picante o los guisos fuertes tampoco ayudan demasiado. Los fritos, lo justo.
  3. Cuando notes que tienes los síntomas, puede servirte la ingesta de algo dulce. La fructosa que contienen las frutas de forma natural es algo que además de aportar vitamina y energía sirve para regular esa carencia. Es una buena forma también de combatir el reflujo.

Como conclusión a este post que hoy te hemos propuesto tenemos que darte ánimo cuando manifiestes estos síntomas. Son los más tempranos del embarazo pero si cuidamos la alimentación y aportamos algo de ayuda externa seguramente lo puedas controlar.

estrés en el embarazo

Estrés en el embarazo, todo lo que debes saber

El confinamiento de estas semanas es un aliciente más para el estrés en el embarazo, que se alimenta por diversas situaciones.

No poder salir ni hacer una vida normal teniendo en cuenta nuestras circunstancias es algo que nos preocupa por si puede afectar no sólo al estado de ánimo sino a la salud del bebé.

Estar bajo una situación desbordante o tener problemas personales preocupa porque puede atacar a nuestros nervios y a la ansiedad que mostramos. Todo ello hace que el estrés se presente de una forma mucho más agresiva. Es como la pescadilla que se muerde la cola.

Son muchos los informes que se han elaborado sobre el estrés en el embarazo y los efectos que puede tener. Lo que nos gustaría saber es si nos afecta a todas de la misma manera y si hay algún momento a lo largo de la gestación en la que la mamá y el bebé son más vulnerables.

Sabemos que el estrés es una respuesta a situaciones amenazantes que pueden venir del exterior, pero también puede ser consecuencia de nuestros pensamientos. Este mecanismo nos ayuda a estar alerta y preparar el cuerpo para su ‘defensa’.

Influencia del estrés en el embarazo

También os decimos que hay un estrés que es positivo, y es el que se presenta de forma moderada que nos ayuda a adaptarnos a las distintas situaciones nuevas que se nos presentan.

Pero si el estrés se mantiene de forma prolongada en el tiempo ahí ya la cosa cambia y deja de ser un estrés positivo para convertirse en algo que puede causar daño tanto físico como mental.

Este estrés negativo tiene repercusiones en el sistema inmunológico. Nos hace ser más vulnerables a enfermedades puesto que influye directamente en él y en la protección que nos ofrece. Pero también es peligroso porque influye en la evolución de los distintos trastornos relacionados con la depresión.

El estrés en el embarazo causa los mismos problemas y lleva a comportamientos poco recomendables que en cualquier otra situación: dormir poco, tener un descanso poco efectivo, alimentarnos de forma poco adecuada, limitar o evitar el ejercicio mínimo recomendable para una embarazada, etc.

infografía sobre el estrés en el embarazo

¿Qué situaciones provocan el estrés en el embarazo?

En el día a día de la gestación las diferentes pruebas ginecológicas y médicas a las que tenemos que someternos suponen una preocupación para muchas futuras mamás.

Los resultados, los temores al parto, que el bebé pueda sufrir algún daño, todas estas cosas junto a otras muchas contribuyen a generar un clima de estrés y ansiedad.

Este tipo de preocupaciones son normales, y mientras no sean capaces de vencer nuestra fortaleza física y mental no tenemos que sentirnos mal o culpabilizarnos por tenerlas.

Un acontecimiento que conlleve un trauma importante, problemas en el trabajo antes de la baja, no sentir el apoyo de la pareja son algunas de las cosas que impactan más negativamente que las anteriores.

¿Cómo reacciona nuestro cuerpo al estrés?

Segregamos unas hormonas como la adrenalina y el cortisol cuando aparecen estas situaciones estresantes. No es perjudicial salvo si como hemos indicado anteriormente seguimos ‘fabricando’ estas hormonas de forma prolongada en el tiempo.

¿A qué afecta este exceso de producción de hormonas relacionadas con el estrés? Pues además del sistema inmune como hemos expuesto, también a la presión arterial, nuestros niveles de glucosa, a la capacidad de nuestra memoria e incluso también a la pérdida de masa en los huesos.

En el caso de no estar embarazada afecta también a la fertilidad, haciendo en muchos casos inviable poder quedarse en estado mientras dure este período de estrés prolongado.

Seguramente os estaréis preguntando de qué forma más específica el estrés en el embarazo puede complicar la gestación y el parto. Recordamos que esto podría producirse en situaciones muy prolongadas y extremas según reportan diversos estudios y análisis:

  • Puede haber complicaciones relacionadas con el parto, se puede adelantar y que el bebé pese menos de lo debido al nacer. Esto lo confirman algunos estudios al respecto y lo relacionan con el exceso de producción de hormonas.
  • Puede hacer problemas en el desarrollo cognitivo e intelectual, según otros estudios. Un estrés prenatal elevado contribuiría a efectos largoplazistas en las estructuras cerebrales del bebé en lo concerniente a lenguaje y manejo verbal.
  • No son concluyentes pero otros estudios también apuntan a problemas del bebé relacionados con el comportamiento y sus emociones. Hiperactividad, atención, etc.

Algunos consejos para embarazadas con estrés

Para evitar estos y otros problemas de el estrés en el embarazo os recomendamos mucha tranquilidad, que os apoyéis en vuestra pareja, hijos, amigos y hagáis caso a las indicaciones médicas.

Tened confianza en vuestro embarazo, sed optimistas siempre porque todo estará bien y ocuparos en tareas que os llenen. Una buena lectura, gimnasia y ejercicio para el embarazo. También series, películas, paseos (aunque ahora sean en casa), etc.

Tres ideas para embarazadas en confinamiento

Aunque los días se nos vayan haciendo cada vez más largos no debemos desistir. Os proponemos algunas ideas para embarazadas en confinamiento, con el fin no sólo de mejorar vuestro estado general sino también de pasar un rato diferente y divertido. Y nos lo contaréis, ¿verdad ecolovers?

Lo primero que podéis hacer y que además es necesario es ejercitaros. Es súper importante que no dejéis de hacer ejercicio en este confinamiento. El sedentarismo es malo para el embarazo porque puede aparecer la diabetes, los problemas musculares y una debilitación del suelo pélvico importante. Por ello os recomendamos que hagáis pilates para embarazadas o que os creéis un circuito en casa para caminar por ella.

En YouTube disponéis de muchos vídeos con ejercicios de pilates para embarazadas. IMPORTANTE: consultad siempre con vuestra ginecóloga antes de hacerlos, ella sabe mejor que nadie el estado y marcha de vuestro embarazo.

Embarazo saludable

Sabemos que comer es un placer, y cuando el aburrimiento llega tras tantos días en casa la nevera se convierte en una tentación. Podemos ayudaros con otra de las ideas para embarazadas que os proponemos. Sana, saludable y entretenida. Existen multitud de tutoriales sobre repostería y comida sana para poder hacer en casa. Cocinar sin tener tiempo no es divertido, pero preparar con tu pareja o con tus hijos un plato saludable y original de pasta, verduras, arroz, carne, pescado o repostería ahora que lo tenemos puede ser muy divertido.

¿Habéis probado el Belly Painting? Se trata de la pintura de barriguita de embarazadas. Podéis hacer dibujos muy divertidos y pasarlo en grande con vuestros hijos y vuestras parejas. Sólo necesitáis unas pinturas, ingenio y manos que os ayuden a ejecutar la obra. ¡No os olvidéis de la foto! Aquí os dejamos con alguna imagen para que podáis coger ideas, de hecho nuestro último sorteo de ecografía 5d tenía como uno de los requisitos hacerse un bello painting.

ideas para embarazadas
embarazo y suelo pélvico

Embarazo y suelo pélvico: la importancia de cuidarlo

Como ya sabéis, durante la gestación se producen muchos cambios en nuestro cuerpo y es donde embarazo y suelo pélvico van ligados de la mano en esos cambios.

Durante el tiempo que estamos embarazadas esos nueve meses exigen un mayor esfuerzo físico que tiene su culminación en el parto. Una de las partes de nuestro cuerpo que más sufre con todos estos esfuerzos físicos es, sin duda, el suelo pélvico.

Es la musculatura que soporta a los órganos que se encuentran en la zona inferior de la cavidad abdominal. En concreto, y los principales, son el útero, la vejiga y también el recto. Además del cambio de tamaño del útero para que pueda albergar el saco amniótico con el líquido los otros órganos se desplazan para dejar sitio a la placenta y al bebé. Todo ello, unido al peso, hace que la musculatura de la zona pélvica tenga que realizar un sobreesfuerzo para soportarlo.

La relaxina en el embarazo y suelo pélvico

Pero además la relación entre embarazo y suelo pélvico se completa con una hormona llamada relaxina, que  ayuda a que la musculatura y los ligamentos sufran una distensión que facilite al cuerpo a la adaptación a los cambios. Esta relajación debilita la musculatura y de ahí la importancia de ejercitar durante y después del parto el suelo pélvico.

Es por ello que debes consultar con tu matrona los ejercicios que van a ayudarte durante el parto a fortalecer esa zona. El pilates es una ayuda, pero siempre con un control por parte de los especialistas. También realizar gimnasia hipopresiva puede ser una ayuda, pero lo importante es que tengas claro que debes ejercitar tu suelo pélvico. Y más si has tenido embarazos múltiples.

Por todas estas cosas es conveniente que te plantees realizar un tipo de gimnasia para embarazadas que esté orientada a la zona pélvica. Además de ejercicios que puedan ayudarte en el parto.

Para las ecografías, ya nos encargamos nosotros 🙂

Curiosidades de la semana 12 de embarazo

Curiosidades de la semana 12 de embarazo

Hoy queremos contaros algunas curiosidades de la semana 12 de embarazo. Hemos escogido esta semana porque es en la que a partir de la cual en una ecografía 5d se puede conocer el sexo del bebé y cuando solemos dar esa bonita noticia a las mamás y los papás.

Un dato muy bonito es que si pudieras tocarle la piel, ya respondería a los estímulos. El mejor ejemplo de ello, aunque aún no lo notes, es que cuando roza las paredes del útero responde dando patadas. Su red neuronal crece a un ritmo vertiginoso y las conexiones se van formando entre sí.

La mamá también notará algunos cambios a partir de esta semana.Ya no tendrá tantas náuseas e irán desapareciendo, el cansancio también remitirá poco a poco. La libido en esta semana será mayor al tener la vagina más vascularizada y sensible por lo que además disfrutarás más de las relaciones sexuales.

Más curiosidades de la semana 12 de embarazo. Aunque tu ginecóloga te haga ya la primera ecografía vía abdominal con el fin de tomar las medidas del pliegue nucal, de la longitud del bebé desde la cabeza hasta el final de su columna vertebral y para confirmar las semanas de gestación.

Una vez te hayan hecho esta ecografía, ya nos toca a nosotros. Tras comprobar que todo funciona correctamente con tu gine, la ecografía 5d que te haremos en ecodadys en esta semana 12 ya te va a servir para saber si es niño o niña. Y también para ver a tu bebé de una forma como no la habías visto nunca.

En estas semanas de embarazo verás a tu bebé a cuerpo completo. También cómo se mueve dentro y escucharás los latidos del corazón. Y además de poder disfrutar de la tecnología de realidad aumentada con las gafas VR, si contratas la ecodadys xperience.

 

Embarazadas en cuarentena

Embarazadas en cuarentena, algo de información

Te vamos a ofrecer algo de información para embarazadas en cuarentena, todo ello relacionado con el control de tu embarazo para que no tengas dudas.

Durante las semanas de cuarentena domiciliaria ya sabéis que se está tratando de reducir al máximo el número de visitas a los hospitales y centros de salud. La mayoría de consultas que no son preferentes se están cancelando en la mayor parte de los centros pero el embarazo es una situación especial que en semanas concretas necesitan una serie de pruebas que no permiten ser retrasadas.

Normalmente lo que están haciendo todas las comunidades es que las consultas de obstetricia y ginecología se ponen en contacto con las embarazadas para programar una visita, en esa serie de pruebas ineludibles. Siempre minimizando riesgos con las medidas de precaución establecidas en cuanto a lavado e higienización de manos, por ejemplo.

Si es cita con la matrona normalmente los centros de salud valoran la importancia de la cita para que se decida si es imprescindible o no. Será la matrona la que valore en función del tipo de embarazo y la necesidad de la cita.

Como ya os contábamos en un post anterior, no hay estudios científicos que demuestren una mayor afectación o susceptibilidad de las mujeres embarazadas al virus. Es más, a nivel poblacional es un virus que parece afectar más a hombres que a mujeres.

Además podemos daros algunos consejos para embarazadas en cuarentena tienen que ver con vuestros cuidados. Caminad dentro de casa lo que podáis, haceros un circuito por el pasillo o la habitación pero no hagáis una vida excesivamente sedentaria estos días. Si caminar es importante en el embarazo para evitar problemas circulatorios, debéis poner de vuestra parte para moveros por casa.

Tened paciencia, serán unas semanas hasta que podamos volver a hacer vida normal.

Ventajas de reservar ya tu ecografía 5d

Ventajas de reservar ya tu ecografía 5d

En plena cuarentena las ventajas de reservar ya tu ecografía 5d son muchas. Aunque nos esperan aún unos días encerrados en nuestras casas, en el momento que se levante la cuarentena y las cosas vuelvan a la ‘normalidad’ es importante planificar bien horarios y citas para evitar aglomeraciones.

Por eso queremos explicaros cuáles son las ventajas de reservar ya vuestra cita para la ecografía 5d aunque no estemos aún en funcionamiento. Son ventajas muy sencillas de atisbar, pero vamos a ponértelas en bandeja:

En primer lugar reservar ya por teléfono tu cita más allá de las fechas de cuarentena establecidas te garantiza no tener que esperar cuando se recuperen los servicios. Se espera una gran demanda en el momento en el que se levante el aislamiento por lo que así no tendrías que esperar muchos días para citarte.

Por otro lado, en función de las semanas que lleves de embarazo te compensa hacer tu reserva de cita ya. Tanto si lo que quieres es conocer el sexo de tu bebé como si lo que quieres es hacerte la última eco 5d, no reservar puede significar que se retrasen ambas oportunidades.

Otra de las ventajas de reservar ya tu ecografía 5d es que de momento podrás elegir el horario que más te convenga. Quizá cuando pase la cuarentena y los servicios se restablezcan con normalidad, la avalancha de peticiones no permita reservar en el momento que tú y tu pareja podáis acudir juntos a la cita.

En este enlace te dejamos las fichas de cada centro en el que podrás reservar tu cita para cuando pasen estos días, sólo tienes que deslizar la parte derecha hasta encontrar el más cercano a tu domicilio y pinchar en el teléfono.

O también si lo prefieres aquí tienes un enlace directo para solicitar tu cita online.

coronavirus y el embarazo

Coronavirus y el embarazo: tranquilidad por el momento

Seguro que a muchas de vosotras estos días os está recorriendo un escalofrío pensando en el coronavirus y el embarazo. Los temores por contraer la enfermedad y la idea de transmitirlo a vuestro bebé son reales para muchas de vosotras.

Pero de momento, tranquilidad. Ya se han realizado los primeros estudios que descartan este punto. Los análisis llevados a cabo en este estudio tanto a los bebés como al líquido amniótico, el cordón o la leche materna no dieron positivo.

Estos estudios se desarrollaron en Wuhan, en la zona cero y epicentro mundial de la pandemia por coronavirus. La muestra fueron cuatro embarazadas ingresadas en un hospital de la región que dieron positivo en el virus. En el momento más agudo y álgido de la enfermedad dieron a luz.

Las medidas especiales para evitar un contagio tras el parto serán las de separar a madre e hijo mientras ella estuviese infectada. Tenéis que saber, además, que los recién nacidos durante el parto reciben un baño de flora bacteriana materna durante el tránsito, algo que resulta vital para su naciente sistema inmunitario. Los pequeños de este estudio no se infectaron por parto vaginal.

Otro estudio, realizado sobre nueve niños que nacieron por cesárea de madres infectadas, revela que tampoco ninguno de ellos recibió el virus de su madre. Tampoco en este tipo de partos se produce contagio. Pero es cierto que en ambos estudios se tratan muestras muy pequeñas, por ello hay que ser cautelosos.

Hace pocos días conocíamos el caso de un recién nacido que relacionaba coronavirus y el embarazo, pero indican que a la madre la diagnosticaron después del nacimiento del pequeño por lo que el contagio se podría haber producido una vez nacido.

Si quieres conocer más sobre todos estos estudios, este es el enlace.

¡Mucho ánimo para tod@s y tratemos de mantener un optimismo moderado!